DoctorEdwinLemuel

Conferencista en vida Cristiana Dr. Edwin Lemuel

Los Ángeles

¿No te parece un lindo detalle de Dios el ponerte una escolta personal? El cielo activa todos los días a su Servicio Secreto celestial sólo por ti y para tu protección.

Herederos de la Salvación

Hay muchas personas que parecen dudar de la existencia de los ángeles; sin embargo, la Biblia es muy clara con respecto a ellos. Los ángeles son seres celestiales asignados a los creyentes y están en espera de que nosotros les demos asignaciones diariamente.

En Hebreos 1.14 (RVR1960) dice que los ángeles son «espíritus ministradores enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación». ¿Y quiénes son estos herederos de la salvación? ¡Tú y yo!

Los ángeles son parte de las promesas del convenio de Dios de ofrecer protección divina a aquellos que creen en Él; por lo tanto, es indispensable la fe para activar el poder angelical en tu vida.

continúa

 

 

 

 

 

 

Para que estés bien

Y, para que estés bien, hoy te voy a regalar algunas claves para activar la protección angelical en tu vida:

1. Confía

La confianza es una fuerza. Cuando confías en Dios a pesar de lo que esté sucediendo a tu alrededor, demuestras tu fe en Él, aun en medio de los tiempos desafiantes. La confianza te habilita para enviar a sus ángeles con confianza.
«El ángel del SEÑOR acampa en torno a los que le temen; a su lado está para librarlos».
—Salmos 34.7 (NVI)

continúa

 

 

 

 

 

 

 

Artículos de interés:

conferencista cristiano - DoctorEdwinLemuel

Hablar la Palabra de Dios

los angeles

«Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, obedeciendo a la voz de su precepto. Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos; ministros suyos, que hacéis su voluntad»

Salmo 103.20 (RVR1960).

Una de las llaves para desatar la ministración angelical en tu vida es hablar la Palabra de Dios. Estos seres poderosos no se mueven hasta que tú se lo pides. La Biblia dice que ellos oyen la voz de la Palabra de Dios. Esto significa que no es hasta que hablas la Palabra de Dios que ellos comienzan a trabajar a tu favor.

Hay gente que no cree que los ángeles sean reales; no creen que son seres verdaderos. Sin embargo, yo soy testigo viviente de su existencia. Puedo afirmar con absoluta certeza y convicción que si no fuera por la intervención de ángeles, no estaría hoy aquí hablando contigo.

Hace nueve años, me vi involucrado en un aparatoso accidente automovilístico. Mi esposa y yo íbamos camino a la casa, cuando otro conductor se pasó la luz roja y estrelló su auto contra el nuestro. Cuando aquel auto nos golpeó, puedo afirmar que vi la obra de esos ángeles enviados por Dios. Tanto mi vida, como la de mi esposa, y hasta la del conductor del otro auto, fueron preservadas por estos mensajeros de Dios.

Mira que hermoso este pasaje:

Porque él ordenará que sus ángeles te cuiden en todos tus caminos. Con sus propias manos te levantarán para que no tropieces con piedra alguna.—Salmo 91.11-12 (NVI).

continúa

 

Dios envía a sus ángeles para proteger a sus siervos

¿Acaso no te anima el saber que el Dios creador ha hecho provisión para tu protección divina? ¡Ah! Y lo mejor de todo es que esto es parte de nuestro «convenio» al firmar nuestro pacto como hijos e hijas de Dios. Lo único que tienes que hacer es recibirlo por fe y empezar a «despachar» diariamente a tus ángeles.

En Daniel 3 vemos cómo Dios envió a sus ángeles a rescatar a tres jóvenes del horno de fuego —Sadrac, Mesac y Abednego— porque ellos confiaron en Dios y rehusaron a postrarse ante otro dios. Como resultado de su fe en Dios y por la confianza en la protección divina sobre sus vidas, la Biblia nos dice en Daniel 3.28 que el rey no tuvo otro remedio que reconocer el poder de los ángeles y de su Dios: «Entonces exclamó Nabucodonosor: "¡Alabado sea el Dios de estos jóvenes, que envió a su ángel y los salvó!"» ¡Esto sí es poder! ¡Dios envío a sus ángeles para proteger a sus siervos!

continúa abajo

 

Activar la protección angelical

los angeles

2. Cree

Dios tiene un gran compromiso con aquellos que creemos en su Palabra. En Mateo 18.10 (BLS), Jesús está hablando de la gente que quiere hacer tropezar a los que creemos en Él y hace una seria advertencia.

«Recuerden: No desprecien a ninguno de estos pequeños, porque a ellos los cuidan los ángeles más importantes de Dios».
Es necesario que creas que Dios va a protegerte y que los ángeles llevarán a cabo este mandato de salvación. Es más, según este pasaje, tus ángeles no sólo te ven a ti, si no que también son testigos ante Dios en contra de los que te quieren hacer tropezar. Jesús nos recuerda que los tropiezos van a llegar, pero... ¡ay de aquel que quiera provocar un tropiezo en la vida de uno de sus hijos!, pues los ángeles los estarán mirando y estarán testificando contra tus enemigos ante DIOS.

¡Cuando descubrí este pasaje quedé nuevo! Tengo que confesarte que sentí una gran tranquilidad cuando me di cuenta —a la luz de esta verdad bíblica— que los ángeles están reportando ante Dios a que cualquiera que busca mi mal. ¡Qué alivio!

3. Sirve a Dios

Tu servicio a Dios y a su reino provocan una protección angelical.
«Dios mismo les dirá a sus ángeles que nos cuiden por todas partes».
—Salmo 91.11 (BLS).
¿No te parece un lindo detalle de Dios el ponerte una escolta personal? El cielo activa todos los días a su Servicio Secreto celestial sólo por ti y para tu protección.

continúa

4. Ora

En Mateo 26.51-53 Jesús dice que Dios le habría enviado doce legiones de ángeles a su rescate si Él hubiera orado por ellos. Este es el incidente durante la noche del arresto de Jesús, cuando Pedro echó mano de su espada y le cortó la oreja a un siervo del sumo sacerdote.

«¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?» (v. 53, RVR1960)
Para la época de Jesús, el término legión era la unidad militar básica de la antigua Roma. Consistía en un cuerpo de infantería pesada de entre unos 4,200 a 6,300 hombres, según el historiador Tito Livio. ¿Te imaginas? Cuando Jesús dice que, si se lo pedía al Padre, en aquel mismo instante le enviaría más de doce legiones de ángeles, está diciendo que... Hice la matemática: promedié 5,000 ángeles por cada legión, multiplicado por doce... o sea, más de sesenta mil ángeles... ¡para él solito! ¡Eso sí es protección celestial!

continúa abajo

5. Pronuncia el nombre de Jesús

Cuando clamas los nombres de Jesús, estás asegurando la atención de todos los ángeles de Dios. ¡Ellos vendrán a tu rescate!

Mira lo que dice Hebreos 1.6 (NVI):
Además, al introducir a su Primogénito en el mundo, Dios dice: «Que lo adoren todos los ángeles de Dios.»

6. Envía a tus ángeles

Cada vez que introduces el nombre del Primogénito Hijo de DIOS en los asuntos de este mundo, todos los ángeles le adoran; o sea, se ponen a su servicio.

Tienes que enviar a tus ángeles y asignarles antes de que ellos puedan trabajar para ti. No olvides que pides la asistencia de tus ángeles cuando declaras la Palabra de Dios.

El Salmo 103.20 nos dice: «Ustedes, sus ángeles poderosos, que cumplen sus mandatos y llevan a cabo sus órdenes, ¡alaben a mi Dios!» (BLS)

Esto quiere decir que los ángeles ejecutan lo que Dios ha dicho para ti en obediencia a la voz de Su orden. ¿No te parece bueno saber que no tienes que depender completamente de tu habilidad para tu protección? ¡Usa a tus ángeles para protección y camina libre del temor diario!