DoctorEdwinLemuel

Conferencista en vida Cristiana Dr. Edwin Lemuel

No te Rindas

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.

-Jeremías 29.11

El Fotógrafo

En una ocasión, el fotógrafo de una reconocida revista en los Estados Unidos recibió la asignación de tomar las fotos de un incendio forestal en el Parque Nacional Yellowstone. El fotógrafo quería captar el trabajo heroico de los bomberos que combatían las llamas.

Cuando llegó a la escena, se dio cuenta de que el humo era demasiado denso por lo que resultaba imposible tomar fotos desde aquel lugar. De inmediato pidió autorización para alquilar una avioneta y poder tomar las fotos desde el aire.

 

 


continúa

 

 

 

Artículos de interés:

conferencista cristiano - DoctorEdwinLemuel

La vida te da sorpresas

No te Rindas

Le dijeron que fuera al aeropuerto más cercano y allí una avioneta lo estaría esperando. Cuando llegó al aeropuerto, divisó una avioneta que estaba lista para despegar. El fotógrafo se subió de inmediato y gritó: «¡Vámonos!»

El piloto despegó rápidamente. Una vez en el aire, el fotógrafo le dijo al piloto:
—Vuela por encima del incendio para poder tomar algunas fotos.
—¿Por qué? —le preguntó el piloto.
—Porque soy fotógrafo y los fotógrafos toman fotos —contestó.
—¿Me quiere decir que usted no es mi instructor de vuelos? —respondió tartamudeando el aprendiz.

A lo que respondería Ruben Blades: «La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida». Y a menudo, son sorpresas difíciles, de las que nos agotan, nos cansan, nos frustran, de las que nos ponen de rodillas, de «libro de texto». Y, muchas veces, quisiéramos no haber empezado nunca el vuelo de la vida.

Sin duda alguna... ¡la vida es difícil! En esta vida tendremos aflicciones —nos asegura la Biblia— y es precisamente cuando creemos tener todo «bajo control», algo sucede inesperadamente y nos pone todo de cabeza.

No obstante, estoy convencido de que la vida es buena y que es un maravilloso regalo de Dios, aunque las espinas sean parte de ella.

El dolor es dolor, y simplemente no podemos esconderlo ni pretender que no existe. La vida cristiana es maravillosa, pero para nada quiero insinuar que sea color de rosa.

continúa

Perseverar

El dolor nos sorprende disfrazado de distintas maneras. Llámale enfermedad, estrés, divorcio, corazón «partío», desempleo, decepción. Estoy seguro que puedes continuar la lista con tus propias experiencias.

Pero, ¿qué hacemos cuando la vida se pone difícil? ¿Cuándo decide jugarnos «pelota dura»? No nos queda de otra... tenemos que PERSEVERAR.

En medio de cada dificultad se esconde una oportunidad. Cuando la dificultad toque a tu puerta —y seguro que lo hará— recuerda que no hay manera de que pueda cancelar el plan que Dios tiene para tu vida. Es más, puedes estar seguro que es parte del plan.

Jeremías 29.11 (NVI) nos recuerda: «Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza».

continúa abajo

 

El resulado final va a ser favorable

Si «tiras la toalla» jamás podrás ver el plan de Dios hecho realidad en tu vida.
Es necesario que sigas remando, aunque sientas que vas contra la corriente.

Perseverancia significa seguir adelante en la certeza y fe de que el resultado final va a ser favorable.

En Lucas 21.19 Jesús nos recuerda: «Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas» (RVR1960).

matrimonios desiguales

En otras palabras, si estamos buscando más de la vida, es necesario perseverar y tener paciencia. Estoy convencido de que tú y yo somos los únicos que podemos arruinar la bendición que Dios tiene para nosotros.

¿Te has detenido alguna vez a observar una flor? ¿Sabes cómo llegó a ser tan linda? Literalmente está en un hoyo, y a veces, el hoyo está lleno de lodo…

Así es como la hermosura se refleja en nuestras vidas. Tenemos que quitarnos la tierra de encima y perseverar.

¡No te rindas!