DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Coach en vida cristiana

10 ESTRATEGIAS SIMPLES PARA UN MATRIMONIO A PRUEBA DE DIVORCIO


1. Si un matrimonio... se puede poner de acuerdo en lo que significa un "dormitorio limpio", se podrán poner de acuerdo en cualquier cosa. Cuando se vive en pareja es vital cumplir con estándares higiénicos mínimos. Por lo tanto, si se quiere que el matrimonio perdure habrá que hacer compromisos relativos a la necesidad de respetar los espacios que se comparten para que se mantengan limpios y decorosos. Si se logra este acuerdo, con seguridad otros acuerdos sobre tópicos como el político, el religioso y el económico no serán un obstáculo.Sencillito pero poderoso.

2. Si tu pareja te irrita... imagínala como si se tratara de un niño pequeño. "Aunque suene terrible, esto da resultado, confía en nosotros"; dicen los humoristas. "Se trata de buscar un ángulo más fresco, esto es lo que se debe hacer: mientras la pareja está dándose las vueltas y luce molesta, imagine que tiene 5 años. ¿No es adorable? ¡Y tan inteligente! Recuerda que siempre es bueno pensar en que lo que le falta es madurez y que irá poco a poco aprendiendo".

3. No pelear en público - "Hay ejemplos terribles como el de esa pareja que hace una invitación a las parejas amigas a una parrillada un domingo. Todos están felices y, de pronto, la anfitriona cuenta que ha invitado a dos parejas de primos a pasar con ellos el próximo fin de semana y claro, como no había consultado previamente con su esposo, él se enfurece y se inicia una batalla campal mientras los invitados en silencio intentan comer la carne servida pero lo único que desean es poder salir corriendo del lugar".



4. No intentar ganar cada discusión ni salirse siempre con la suya. Para comenzar es terrible tener que cargar siempre con toda la responsabilidad, es bueno compartirla de vez en cuando. "Sí, querido, iremos a ver esa película de guerra que tanto te gusta, pero la próxima vez tienes que acompañarme a una romántica que me muero de ganas de ver". Negociar es siempre la mejor opción.

5. Dejar las cosas... para después. Es verdad y todos sabemos que las cosas deben hacerse a su debido tiempo, pero siempre es bueno darse unos minutos para tomarse las manos, unas pocas horas para ver juntos la tele y un día completo de no hacer nada que no sea disfrutar esas horas sin programar ninguna cosa en lo absoluto.



6. Hacerse el amor... y, si no fuera posible por alguna razón, hacerle saber a la pareja que estás pensando en ello y que ansías que llegue el momento propicio en que sea posible disfrutar de ello.

7. Aceptar que todos necesitamos de un tiempo a solas. Algunas veces nuestra pareja necesita ir al baño y se demora al menos 45 minutos, en realidad no es necesario tanto tiempo pero seguramente está tratando de estar a solas y esa es su manera de comunicarlo y está muy bien. Todos necesitamos tiempo a solas y cuando se convive con alguien esto puede ser a veces complicado. Conviene hablar del tema clara y directamente para así evitar malentendidos.

8. Si necesitan pelear háganlo mientras caminan. Las discusiones suben de temperatura cuando se realizan en ambientes pequeños, encerrados en un cuarto, pero si hay un buen espacio para caminar, moverse y también respirar aire fresco, con toda seguridad al retorno de la caminata todo se habrá subsanado y estarán listos para cumplir con la regla número 6".

9. Compartir 90 por ciento de la diaria rutina de aseo y preparación para el día. Sin embargo, ese otro 10 por ciento debe ser un tiempo a solas. "Él no querrá que ella vea como él intenta rasurarse la parte posterior de su cuello y ella no querrá que él le vea colocándose la faja que disimula unos rollitos que se le han formado. Son esas pequeñas cosas las que mantienen vivo el misterio, algo tan necesario para el romance.

10. Cuando se compren regalos para la pareja, hay que pensarlo muy bien. Es típico aquel regalo que los hombres dan a sus esposas: un utensilio de cocina, cualquiera que este sea, sin percatarse de que eso no es lo que ella está esperando. Los regalos deben contener un mensaje. Al comprar un regalo hay que pensar en lo que le hará feliz a la pareja, en que sea algo que le guste y denote que se puso mucho cuidado en escogerlo.

Consejo final: Lee, vive y aplica el capítulo 6 del libro de Proverbios, en su Biblia.

Para Que Estés Bien! Basado en las historias de Samantha Bee y Jason Jones.

DoctorEdwinLemuel