DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Coaching en vida Cristiana

AMOR DE LEJOS…?

Uno de los temas que más se repiten en los correos que nos escriben a PQEB… Es de personas contando sus penas y desilusiones amorosas con sus propios cónyuges. Algunos los dejaron en sus países, mientras el otro venía a buscar oportunidades aquí a Estados Unidos. Paso el tiempo, lograron reunirse acá, solo para descubrir que sus cónyuges, ya les habían remplazado por otras personas.

Hoy en PQEB, AMOR DE LEJOS…. Dr. Edwin Lemuel, será que eso del Amor de lejos, es un imposible…?


IMPOSIBLE…no es. Arriesgado y peligroso SI.

Y es que la separación, la distancia, la lejanía de los cónyuges, no es para lo que Dios ideo, diseño el matrimonio.

EL AMOR DE LEJOS, es cuando menos anti-natural. La gran mayoría de los casos de AMORES de LEJOS que han terminado en desastres, coincide en que se les hizo muy difícil conseguir que sus relaciones y matrimonios se mantengan ESTABLES durante la separación y aun después del re-encuentro.

Como sucede a menudo estos ROMANCES O AMORES A LA DISTANCIA.

Le van a aparecer, distracciones, ofertas, oportunidades, TENTACIONES, de experimentará con relaciones y personas más cercanas. Al principio son “una chulería” las primeras horas, los primeros días. Esas cuentas de teléfono son de horas, no de minutos. Los servicios de larga distancia de telefonía de aquí y de allá, hacen fiestas con estos AMORES A LO LEJOS.

PERO esta intensidad, por lo general, no dura más de dos meses. Y es que a menudo (aunque hay sus honrosas excepciones) después de algún tiempo. Casi siempre aparecerá alguien amigable, también sola o solo, que contara su propia historia. Se junta “el hambre con la necesidad”, el “fuego con la candela” y “arde Troya…”. En los primeros siete días, de aparecer ese amigo o amiga, acá, mientras el esposo o la esposa, la novia o el novio esta allá, se han intercambiado tarjetas, e-mails, cuentas de Facebook y Twitter sino salidas, besos, caricias y hasta fluidos. Ya después de los consabidos intercambios muchos pierden el interés en la “aventurilla”. Pierden el interés y se escuchan las clásicas palabras “no me llames, yo te llamo”.

Desaparecen, dejando atrás la semilla de la infidelidad y otro matrimonio pasa a las estadísticas del engaño. Otros con mas, descarados superan la culpa, siguen compartiendo, sabiendo lo que están haciendo.

Engañan a los cónyuges Y A SUS AMORES allá y se engañan ellos mismos acá. Creyendo que nunca los descubrirán o que nunca pasara nada. Más original pensando, “el día que quiera terminar con esto lo término”. Un desastre, negado, ocultado, pero igual de destructivo, para la persona que quedo allá, como para el que esta acá. Si fuera el caso que nadie los descubre, de arriba hay uno para el cual nada de esto es un secreto. Tanto, que el mismo Espíritu Santo, más de dos milenios atrás, lo anticipo.

En el libro de Santiago, aparece la radiografía de como empieza todo este rollo en los amores de lejos (y también en los otros): Santiago 1:13 (TLA). “Cuando sean ustedes tentados a hacer lo malo, no le echen la culpa a Dios. Él no puede ser tentado, ni tienta a nadie a hacer lo malo...

[Ohhh, Pastor, sinceramente yo creo que a esta persona mi la puso Dios en el camino. Porque yo estaba muy sola, muy triste… Desde que esta persona está conmigo yo soy más otra persona. Sin duda que lo es…].

…Al contrario cuando somos tentados, son nuestros propios deseos los que nos arrastran y dominan. Los malos deseos nos llevan a pecar; y cuando vivimos solo para hacer lo malo, lo único que nos espera es la muerte eternal. Mis queridos hermanos, no sean tontos ni se engañen a ustedes mismos…”.

Damas y caballeros, esto le sucede a usted aquí y le sucede al Amor que está a lo lejos ella. Este pendiente a las señales: Si llamas y no te contesta. Si pasan más de 12 horas y no sabes nada de la persona, es posible que allá haya comenzado, el enfriamiento, la distracción y alguna semilla de malos pensamientos puede estar dejándose sentir por la mente de alguien.

Si pasan dos meses y no sabes nada de él o ella allá. Es posible que esté ocurriendo algo parecido allá. Si ves que habla con las amigas-os en Facebook y a ti te ignora. Podría haber comenzado la ruta de divorcio del Corazón.

Volviendo al tema, me comentaba en un correo una joven que se identificó como Teresa, que está a punto de regresarse a su país porque desea conquistar a su ex-esposo, al cual perdió. Por haberse dejado enredar por un galán de hablar fino, acá mientras su esposo trabajaba duro en su país por una vida para un sueño, junto con ella aquí en Estados Unidos.

Hoy no tiene ni la visa, ni el sueño, ni tampoco matrimonio.

Otro AMOR DE LEJOS, que sucumbió antes los romances de cerca. El Don Juan de acá la enamoro, la uso y luego la abandono, no sin antes dejarla endeudada por dos o tres generaciones.

Teresa tiene 34 años y es Técnico en computación. Trabaja en un hospital privado y recibe un buen ingreso. Desde entonces vive sola, nunca se ha podido volver a casar y no tiene hijos, está sola y arrepentida de haber intentado, viciosamente el experimento del AMOR DE LEJOS.

Según me contó, en los últimos cinco años ha tenido cuatro relaciones, de las cuales tres las describe como desastrosas. Incluso con el último compañero estuvo a punto de casarse, pero con fecha y vestido seleccionado, un buen día él galán canceló la boda porque no estaba seguro de dar ese paso.

MÍ CONSEJO, si eres de los que estás viviendo LEJOS de tu cónyuge por razones migratorias, de trabajo, asunto legales o de asilo, acelera tus trámites para volver a unirte a tu esposo o esposa. Sea aquí o allá. “No es bueno que el hombre (mujer) este solo (sola)”. Génesis 2:18.

No te expongas más, ve con tu esposa o tráela, pero no perpetúes más esa agonía del AMOR DE LEJOS. MIENTRAS aprovecha las herramientas del Internet, la red social, el correo electrónico, el Skype.

Y a ahorrar y a viajar de regreso a donde tu amor tu esposa o esposo. SOBRE Teresa: Ahora sirve al Señor, en nuestra iglesia y este verano, regresa a su país para intentar comenzar de Nuevo con su ex-esposo.

Ya no de lejos, sino de muy cerca.

PARA QUE ESTES BIEN..!!

DoctorEdwinLemuel