DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Coaching en vida Cristiana

PQEB… Guía De Oración

“Si mi pueblo… se humilla...”

“Si mi pueblo, a quien di mi nombre, se humilla ante mi, y ora y busca mi rostro y se vuelve de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra.”

—2 Crónicas 7:14


Dios ve la desesperación en nuestra nación y nos ha dado la solución en el contenido de este versículo de 2 Crónicas 7:14. ¿Cómo le responderemos? Nunca en la historia de esta nación se han visto tiempos de tanta decadencia moral colectiva. El pueblo de Dios tiene la solución y debe unirse en ayuno, oración y especialmente en la transformación de nuestras vidas para hacer la voluntad y volver a ser sal y luz en esta sociedad. Le meta es que esta nación vuelva a ser “Una nación bajo Dios.” La obediencia nos da esperanza de poder restaurar el fundamento que se está desmoronando.

“¡Ya es tiempo que el pueblo de Dios deje de traicionar a Dios!”

LISTA DE ORACIÓN:

La Iglesia- Efesios 4:3-6; 2 Tesalonicenses 1:4

• Que la iglesia abrace y proclame la verdad de Dios y corrija la mala doctrina

• Que al corregir la mala doctrina se promueva la unidad en el Espíritu de Dios

• Que la iglesia se caracterice por su integridad, rectitud, justicia y en su amor al prójimo como a si misma siendo sal y luz a un mundo entenebrecido.

El Gobierno- Éxodo 18:21; Romanos 13:1-2; 1 Timoteo 2:12

• Sabiduría, integridad y respeto hacia Dios en los servidores públicos federales, estatales, y locales.

• Pedir perdón por los pecados de la nación y se torne de nuevo hacia Dios.

• Que los gobernantes hagan decisiones sabias que honren a Dios y respeten la vida en todas sus formas.

• Las elecciones presidenciales que los ciudadanos se responsabilicen y salgan a votar. Los estados de California, Arizona y Florida tienen la oportunidad de aprobar la enmienda a la constitución estatal para definir el matrimonio solo entre un hombre y una mujer.

• Que los pastores orienten a sus congregantes de su responsabilidad civil, los insten a registrarse con suficiente tiempo para calificar para votar en noviembre, y que se activen en el proceso electoral dándose de voluntarios en su comunidad.

• Que los pastores y padres de familia enciendan el patriotismo en los jóvenes, cosa que se ha perdido en las escuelas.

• Contribuya a la campaña del candidato que más representa sus valores.

La Familia- Génesis 2:24; Deuteronomio 11:18-19; Marcos 3:25

• Que el corazón de los padres se vuelva a los hijos

• Que se respete el matrimonio

• Que se lleven a cabo devociones familiares en el hogar, oración y estudio a fondo de la Biblia y otros temas que preparen a los hijos de cristianos a confrontar un mundo hostil con la perspectiva bíblica bien cimentada.

Educación- Efesios 4:1-17; Mateo 19:14;

• Pedir perdón por haber permitido que Dios y Su Palabra se eliminaran de las escuelas y permitir que mentiras tomaran su lugar.

• Que los maestros, padres de familia y las mesas directivas trabajen juntos para restaurar la calidad moral y educativa.

Militar- Salmo 20:7; 2 Crónicas 32:6-7; Romanos 16:4

• Dar gracias por los que entregan su vida para la libertad de otros y sus familias

• Sabiduría para las naciones

Medios de Comunicación y Entretenimiento- Efesios 4:29; Filipenses 4:8

• Limpiar la industria de la indecencia y empiecen a promover buenos principios

• Que los cristianos dejen de patrocinar programas, música y películas inmorales en sus hogares y en los cines y teatros.

Economía

• Limpiar la corrupción e inmoralidad en la economía. Que la gente, incluyendo a los cristianos, dejen de adorar el dios del materialismo.

¿CÓMO SE SANA UNA NACIÓN? “

Una nación que gasta más dinero en armamento militar que en programas
sociales se acerca a la muerte espiritual”.

Martín Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense.

UNA NACIÓN SE SANA CUANDO NOS HUMILLAMOS. “Si se humillare mi pueblo”.

¿Qué es humillarse?

Es poner a un lado la apariencia, quitarnos las máscaras, despojarnos de nuestra experiencia, romper nuestros proyectos humanos y lanzarnos a los brazos del padre.

“ Si nosotros fuéramos realmente humildes, conoceríamos realmente lo mentirosos que somos”. Thomas Merton.

“ Señor enséñame a humillarme ante ti de tal manera que pueda entender lo mentiroso que soy y el fraude que vivo”.

“Humillación es real desespero. Desespero de mi mismo para que yo pueda esperar enteramente en ti”. Thomas Merton.

AUTOSUFICIENCIA

Es el elemento que nos aleja de la dependencia absoluta de Dios. Indiferencia nos hunde en el pozo de la indolencia e insensibilidad es la piel dormida del alma para poder captar lo sublime, tierno e inmensurable de la riqueza divina puesta a disposición de los pueblos quebrantados.

Cuantas veces mientras nuestra nación se deteriora moral, espiritual, política y familiarmente nosotros parecemos dormidos en el lecho de la desesperanza, pero cuando despierto en medio de la humillación de mi propia vanidad, la oración me conecta con el trono de la gracia para ver el despertar de mi espíritu y de mi pueblo.

“Una nación permanece fuerte mientras se preocupa de sus problemas reales,
y comienza su decadencia cuando puede ocuparse de los detalles accesorios”.
Arnold J. Toynbee (1889-1975) Historiador inglés.

UNA NACIÓN SE SANA CUANDO ORAMOS. “ y oran”

• Orar porque es la única opción que tenemos.

• Orar porque Jesús mismo lo demostró en todo su ministerio.

“No importa que nivel de madurez espiritual hayamos alcanzado,
necesitamos renovar nuestras apariencias, necesitamos frescas manifestaciones
y nuevas visitaciones del cielo. Necesitamos que las ventanas de los cielos
se abran una y otra vez sobre nuestras cabezas. Necesitamos que el
Espíritu Santo nos de otra vez un Pentecostés.”
Charles Spurgeon.

“ Sin mi nada podéis hacer” Jesús.

La oración, la intercesión y el quebranto son las herramientas divinas para ver cambios sustanciales en nuestra nación. ¿Cuándo fue la última vez que invertimos unas cuantas horas en la noche o en la mañana para interceder por nuestra nación?. Dios le dijo a Salomón: ¡Si mi pueblo se humilla y ora!. Dos primeros elementos vitales en el sendero de la recuperación de nuestra nación y esos dos elementos comienzan en mi y en ti.

UNA NACIÓN SE SANA CUANDO BUSCAMOS EL ROSTRO. “ Y buscaren mi rostro”.

¿Qué es buscar su rostro? No es lo mismo que orar?.

No, No es lo mismo. Usted y yo podemos orar sin buscar el rostro de Dios. Buscar el rostro de Dios es un grado más de profundidad en la comunión con el Padre.

Uno puede orar sin buscar su rostro. Así como usted puede hablar con alguien sin mirar su rostro. Para poder mirar el rostro de alguien uno tiene que sentirse libre de culpa. Mirar el rostro es estar dispuesto a ser confrontado. Y es ahí donde muchas veces huimos fácilmente escondiéndonos aún en la misma oración para no ser confrontados por el Dios Eterno.

No puede prevalecer el rostro humano ante el rostro divino. Uno tiene que rendirse.

Como Isaías lo hizo:

“Vi yo al Señor sentado sobre su trono alto y sublime y sus faldas llenaban el templo…. Entonces dije: ¡Ay de mi! Que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundo, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos” Isaías 6: 1,5.

Pedro ocultó su rostro ante Jesús. Sintió la confrontación del Maestro:

“Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador”. Luc 5:8

Gedeón exclamó un grito de muerte:

Y viendo Gedeón que era el ángel del Señor, dijo: Ah, Señor Jehová, que he visto el ángel de Jehová cara a cara. Jueces 6:22

Abraham escondió su rostro muriendo así a sus planes y su identidad cambió.

Y siendo Abraham de edad de noventa y nueve años, se le apareció El Señor y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mi, y sé perfecto. Y pondré mi pacto entre mi y ti, y te multiplicaré en gran manera. Entonces Abraham cayó sobre su rostro y Dios habló con él diciendo: He aquí mi pacto contigo, serás padre de muchedumbres y no se llamará más tu nombre Abraham, sino que será tu nombre Abraham porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes”. Gen 17:3-5

Jacob fue marcado por el rostro de Dios.

Y llamó Jacob el nombre de aquel Lugar Peniel: Porque vi a Dios cara a cara y fue librada mi alma. Y cuando había pasado Peniel, le salió el sol; y cojeaba de su cadera”. Gen 32:30,31

Moisés ocultó su rostro para morir a su vida sin propósito.

Y dijo: No te acerques acá: quita tus zapatos de tus pies, porque el lugar en tú estás, tierra santa es. Y dijo: Yo soy el Dios de tu Padre, Dios de Abraham, Dios Isaac, Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios. Éxodo 3:5,6.

Elías no pudo mantener su rostro mientras huía.

Y cuando lo oí Elías, cubrió su rostro con su mano, y salió, y se pudo a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz diciendo: Qué haces aquí Elías? I Rey 19:13.

Ahora podemos ver la razón por la cuál en 2 Crónicas 7, Dios habla primero de humillarse, luego habla de orar y nos sube a un tercer escalón al hablarnos de buscar su rostro. Por eso el rey David dijo:

Escudríñame Oh Dios y ve si hay en mí camino de perversidad.

Nuestra nación comienza a sanarse cuando nosotros mismos, quienes conocemos a Dios personalmente no evadimos la confrontación divina luego de humillarnos y orar. En nuestras manos cae tremenda responsabilidad. .

UNA NACIÓN SE SANA CUANDO NOS CONVERTIMOS DE NUESTROS MALOS CAMINOS. “Y se convirtieren de sus malos caminos”

Regularmente cuando leemos esta parte del pasaje, respiramos profundamente y decimos… ¡Bueno… gracias a Dios ya estamos convertidos. Ya no andamos en malos caminos de licor, vicios y maldades!. La verdad es que en este pasaje Dios acá le habla a su pueblo. Todavía hay malos caminos en medio nuestro. Por eso buscar el rostro de Dios habla de confrontación y cuando Dios mismo nos confronta el único camino que nos queda por delante es la conversión. Conversión es dar la media vuelta y quedar con el rostro hacía donde estaba la espalda.

Cambio de espíritu, caminos, mentalidad y conducta.

• Los creyentes determinamos el estado del pueblo de Dios y de la nación.

• Somos la sal de la tierra. Somos la luz en medio de la oscuridad.

• ¿De cuales males caminos tenemos que convertirnos? De todos aquellos que nos conduzcan fuera del camino de Dios, de Su Palabra y de su Amor.

“Para Que Estes Bien”.

Fuente: Cultural Legacy “Restaurando y Vida y Corazon”.

DoctorEdwinLemuel