DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Coaching en vida Cristiana

INSTRUYE AL NIÑO EN SU CORAZÓN (SU MENTE)

Proverbios 22:6
Instruye al niño en su carrera: Aun cuando fuere viejo no se apartará de ella.


El Evangelio es un mensaje tan sencillo que un niño de tres años puede entenderlo: la desobediencia a nuestro Padre Celestial nos aparta de su presencia, y por eso necesitamos arrepentirnos y ser reconciliados a través de Jesús, quien es el camino, la verdad y la vida. Si piensa que su hijo debe cumplir la mayoría de edad para decidir sobre sus creencias religiosas, estará perdiendo un tiempo crucial en su desarrollo personal.

Un bebé de meses puede sentir la presencia de Dios cuando usted ora por él y lo bendice, o sentir reverencia cuando está en el culto de alabanza de su iglesia. La Biblia dice que de la boca de los niños y de los que maman (esto es menos de un año de edad!) Dios perfeccionó la alabanza (Mateo 21:16). ¿Cómo lo hacen, quién les enseñó a alabar con perfección? Nadie, es natural en ellos, Dios así los ha diseñado.

¿Por qué los niños cuando crecen se desvían de esa condición natural y gloriosa? ¿Por qué muchos al crecer se vuelven insoportables, caprichosos, desobedientes y necios? Debemos comprender que nuestros hijos no son "nuestros", sino que son de Dios, vienen de Él, y los ha puesto en nuestros hogares para educarlos, formar su carácter y sobre todo para enseñarles el camino de vuelta a Dios. Vienen de Él y nuestra responsabilidad es que regresen a Él. Si nuestros hijos se desvían y se pierden algún día responderemos de ello ante Dios.

¿Su hijo es tan inquieto que necesita poner protecciones en las paredes y en los muebles de su casa para que no se lastime? ¿Su pequeño hijo hace exactamente lo contrario de lo que se le ordena con actitud desafiante? ¿Necesita ponerlo frente al televisor porque solamente así está quieto 5 minutos? ¿Algún doctor le ha diagnosticado a su hijo el "Síndrome de Déficit de Atención"?

Quizá necesite más tiempo de oración con sus hijos. Ore por ellos por lo menos una vez al día (puede ser antes de ir a la cama). Imponga sus manos sobre sus cabezas y pida al Señor que el espíritu, el alma y el cuerpo de sus pequeños hijos sean sometidos a la autoridad y poder del Espíritu Santo. Pida bendiciones para sus hijos, sobre todo sabiduría, pida en ellos un corazón sencillo, manso y humilde, que sean hijos obedientes a la voz de sus padres y a la voz de Dios. Pida al Señor que guarde sus caminos y que ninguna enfermedad entre a ellos. En resumen, ¡entrégueselos al Señor! No tema, Dios los cuidará mejor que usted.

Si su hijo ya puede leer, es muy recomendable que memorice textos bíblicos como la dulce niña que aparece en el siguiente video. Si es constante en la oración y lectura de la Biblia, su hijo crecerá como árbol plantado junto a arroyos de aguas, que dará su fruto a su tiempo y su hoja no caerá, y todo lo que haga prosperará (Salmo 1:3).

Proverbios 22:6
Instruye al niño en su carrera: Aun cuando fuere viejo no se apartará de ella.

Los buenos modales juegan un rol bien importante en la vida de los niños y de las personas con quien comparten. En cada etapa de desarrollo de los niños, se pueden promover modales y conductas relevantes para asegurar su bienestar. Aquí algunas recomendaciones:

0 A 1 AÑO- Los bebés pueden aprender modales que posteriormente relacionarán como lavarse las manos, utilizar el babero o servilleta, manejar el biberón o vaso, el uso de la cuchara y a decir: "Dios", "Amen", "aleluya". También ya pueden aprender a saludar y despedirse a través de gestos y palabras: Hola y Adiós. Y a pedir la "bendición".

DE 1 A 3 AÑOS- pueden aprender a usar las poderosas palabras (por favor, gracias, permiso), compartir con otros niños, conversar de manera sencilla y casi monosílaba, algunos modales básicos al comer, y comportamiento apropiado en el carro y en actividades públicas como el parque, fiestas de cumpleaños, visitas al pediatra y restaurantes. Pero sobre todo eso orar en la mesa, antes de acostarse y al levantarse.

3 A 5 AÑOS- Deben demostrar empatía y agradecimiento verbalmente o por escrito con dibujos, ser amable cuando pierden al jugar (sin llantos excesivos), compartir sus juguetes, cuidar sus cosas personales (juguetes y ropa), y tener mejores modales a la hora de comer. Pero en todo ese proceso explicarles la causa; "el amor a los demás".

6 A 10 AÑOS- Comienzan a socializar. Es imperante que a esta edad respeten a los adultos y niños que le rodean, respeto a la privacidad de sus hermanos, padres y amigos y respeto a las diferencias de culturas, género y raza. Pero mas que eso que respeten a Dios, la Palabra y amen a Jesús. Deben poder saludar y presentarse amablemente (no esconderse detrás de las piernas del adultos o mirando al piso), no interrumpir conversaciones, mostrar excelentes modales a la hora de comer como masticar con la boca cerrada, conocer el uso correcto de los cubiertos, no regar comida en la mesa y tener buen espíritu deportivo. Pero también a no ser miedosos. Que sepan que hay un Dios que es amor y que con El, nada les faltara. Esta edad es clave para que ellos afirmen esa verdad para siempre en su vida.

11 A 14 AÑOS- La etapa conocida como de "transición " puede ser una de muchos baches y conflictos de identidad, pues es justo después de ser "niño pequeño". Deben entender las consecuencias de sus actos, respetar a los adultos, usar correctamente el teléfono, medios electrónicos y los audífonos, reconocer lo que demuestra su lenguaje corporal (contacto visual y postura), mantenerse limpio, incluyendo pelo, uñas, ropa y zapatos, y vestimenta apropiada. Pero también que cosas ver en TV, que cosas no. Es la edad para ser firmes con ellos con respeto a los peligros de la pornografía, el abuso de drogas y alcohol. Es tiempo de afirmarle respeto a su propio cuerpo y al de los demás. Se les refina los modales al comer, debe saber manejar comidas difíciles como la pasta, los tacos y la sopa, el uso de la servilleta, los estornudos y eventos relacionados con la nariz y los gases. Pero también es importantísimo ensenarles que su cuerpo es templo del Espíritu Santo.

15 A 18 AÑOS- Se preparan para encarar la adultez y tomar responsabilidades mayores. Deben saber escuchar, tener modales en la carretera como conductor y pasajero, demostrar liderato sin ser rudo o arrogante, escribir correctamente notas de agradecimiento, correos electrónicos y mensajes de texto. También ya deben poder ser un buen invitado en fiestas y actividades, manejar de forma apropiada las redes sociales, ya que se convierte en una carta de presentación para el futuro, utilizar buenos modales al comer, saber disentir de forma respetuosa y tolerante. Y sobre todo el dominio propio, auto-control –Self Control-. En una palabra carácter. No hacerlo, dejara huellas en ellos para toda la vida.

En una frase. Esto es: Proverbios 22:6 "Instruye al niño en su carrera: Aun cuando fuere viejo no se apartará de ella".

 

 

DoctorEdwinLemuel