DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Conferencista en vida Cristiana

Inteligencia Musical… (Don de Dios)

“Paul McCartney odiaba la música cuando iba a la escuela. El mismo rechazo sintió el guitarrista de los míticos Beatles, George Harrison. Y a Elvis Presley le negaron la entrada al club de canto de su colegio. Pasaron por la escuela y nadie detectó que tenían talento para la música.


Por el contrario, la madre de un niño que con seis años andaba con las manos alentó la aptitud natural de su hijo y lo inscribió en un gimnasio. Podía haberle dicho que dejara de hacer tonterías. Ese niño es Bart Conner, el atleta más laureado de la historia de la gimnasia masculina de EE UU.

El ser humano tiene una inmensa creatividad desde la niñez, y el efecto que la educación tiene sobre ese potencial creativo es sumamente importante.

Muchas personas de gran talento, brillantes, gente creativa, piensan que no sirven, porque aquellas cosas en las que eran buenos en la escuela no se valoraron (música, arte, danza) o son actualmente estigmatizadas.

Solo una quinta parte de la población en general, se le considera dotado de talento manifiesto para la música. Sin embargo, muchos otros viven y mueren ignorando que tienen el don de hacer música. Nunca se sabrá con exactitud cuántos. Por esa razón los músicos, que ejercen su talento son un grupo privilegiado. Pertenecen a una minoría casi exclusiva.

Porque es un don manifestado en pocos, segundo porque no siempre la persona sabe que lo tiene. Tercero, porque los sistemas educativos en general, no están diseñados para “descubrir” o “estimular” el talento o la “inteligencia musical”.

La música y los músicos son un misterio. Dones y talentos de Dios. Es un “don perfecto que desciende de lo alto, del Padre de las luces…”. Parafraseando; “el don que tienen las grandes estrellas, realmente viene del Padre de las luces, las estrellas y de lo espectacular…Dios”.

LA INTELIGENCIA MUSICAL:

Es diversa: El músico piensa el mundo en todas las formas en que lo experimenta (visualmente, en sonidos, en ritmos, incluso en movimientos).

Es dinámica: el cerebro del músico, no está dividido en compartimentos. Todo él interactúa para crear, exponer, imaginar arte de combinar bien el sonido y el tiempo. Casi en todas las cosas. El músico, habla, camina, procesa y piensa en música. A veces, melancólico, a veces estimulante o en otras en “tempo”, “colores musicales”, imágenes y sonidos.

Es distintiva: El músico por lo general tiene que moverse para pensar. Los individuos de otras disciplinan no. Muchos de ellos prefieren esta quietos y casi idos. El músico, casi en general tiene que moverse para lograr pensar creativamente.

Hay relativamente “pocos músicos en el mundo”, aun cuando tiene que haber muchos que no los saben. La razón básica es los sistemas educativos fueron inventado por y para la sociedad industrial, donde las cosas que nos gustaban de pequeño relacionadas con la creatividad (música, pintura, arte,…) tenían poco sentido, puesto que eran contraproducentes para ser un operario industrial, un agricultor o un ganadero. Es una mentalidad muy distinta a la inteligencia del músico dotado de talento, con gusto por la música y con conciencia de ella.

La verdad, la música en cualquier sistema educativo o religioso, debe ser tan importante como otras asignaturas u otras vocaciones.

Para trabajar en las fábricas, no hacía falta ser músico, por lo que esto no era valorado por el sistema educativo. Hoy en día hay que repensar el concepto de inteligencia, yendo más allá de la inteligencia académica y mecánica. “Pensar” en los que “piensan” con Inteligencia Musical.

Nuestra tarea con nuestros niños es educar a la totalidad de su ser, espíritu, alma y cuerpo, mente, físico y dones, para que puedan todo aquello para lo que Dios los equipo. Y que descubran de lo que son capaces.

DoctorEdwinLemuel