DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Conferencista en vida Cristiana

ME QUIERE O NO ME QUIERE

Últimamente… Las oficinas de nuestro entrenador en Vida cristiana reporta un incremento en las consultas de personas, confusas sobre sus relaciones de pareja. Gente que están intentando comenzar nuevas relaciones, confundidas sobre lo que sienten sobre su ex. Ejemplo: "Estoy en saliendo con una persona, que tiene interés en que formalicemos algo. Pero, de repente mi ex y yo nos estamos extrañando.

Y ahora no se que hacer si seguir esta relación nueva o volver a intentar volver como mi ex esposo". Hoy en PQEB: "Me quiere o no me quiere… Lo intento otra vez o no…?".

Adelante Dr. Edwin Lemuel Ortiz.


Definir quién está listo para una relación y quién no parece un acertijo indescifrable.

Muchas veces esta misma complicación nos encierra en un laberinto de "me quiere y no me quiere", del cual luego no encontramos la salida.

Entendiendo que cada cabeza es un mundo y todos somos diferentes, generalizar sería un error.

Sin embargo, existen algunas señales que te pudieran anunciar que la relación que estás contemplando tal vez no sea la adecuada, pues simplemente esa persona no está interesada.

1. No tengo tiempo - Cuando una persona asegura que no tiene tiempo, las razones cobijan todo el espectro de las excusas; desde el trabajo, los estudios, los compromisos familiares hasta dedicarles tiempo a los amigos. Cuando no te encuentras en la lista de prioridades de la pareja con la cual compartes, cuando el tiempo que te dedican es el que sobra, cuando todo tiene un espacio menos tú, es momento de reconsiderar si esa persona está lista para una relación. Tener interés en una persona implica conocerla y para este propósito debe haber interacciones; por lo tanto se requiere tiempo. Si ese tiempo para intimar y compartir no existe, no está interesado.

2. La ex pareja sale hasta en la sopa - Uno de los errores más comunes es establecer una relación con alguien todavía no ha pasado la página: que recientemente terminó una relación, que no ha sanado la relación anterior, o que todavía tiene sentimientos por la ex pareja.

3. Sexo, sexo, sexo - ¿Pareciera que lo único que te une a tu pareja es el sexo? ¿Apenas hablan de asuntos importantes y lo desacuerdos se arreglan en la cama? La comunicación es uno de los pilares fuertes de una relación, si ésta es sustituida por el sexo, detente a pensar por un momento. Puede ser que el interés no sea en ti, sino en la cantidad de satisfacción sexual que puedas proveer. Entonces, ¿qué sucederá cuando por alguna razón el sexo merme? Recapitula un momento, pues no parece que esté muy interesado.

4. Te quiero, pero solo cuando estamos solos - Hay relaciones que se mantienen en secreto, nadie sabe que tienen una relación, pues todo se hace dentro de las cuatro paredes de la casa. Fuera de ese espacio, ni siquiera se sabe que son pareja. Por más razones que te quieran explicar, el final es siempre el mismo: no está listo para dejar saber que ya está fuera del mercado y en buena compañía. Por lo tanto, es una señal de que no está interesado en estar contigo.

Las relaciones son complicadas, y si la otra parte no está interesada ni lista para estar en una relación, se complica aún más. No trates de adelantarle procesos a nadie, cada persona se mueve a su paso. No fuerces relaciones que desde el comienzo son accidentadas, las posibilidades que se accidenten aún más son muy altas y muy seguramente saldrás lastimada. Haz un nuevo comienzo, pero con una nueva persona que sí muestre interés.

Para que estés bien…pon a Dios primero en tus relaciones!

 

DoctorEdwinLemuel