DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Conferencista en vida Cristiana

NO TE MUERAS POR EL (O POR ELLA), SUPERALO

Si no estoy con él o ella me muero. Es la pareja de mi vida.

Esta es una afirmación que seguramente todos hemos escuchado en algún momento. Cuando establecemos una relación de pareja lo hacemos pensando en vivir eternamente enamorados y ser correspondidos por la persona que amamos. Pero, ¿qué ocurre cuando esa relación no es lo que esperábamos? ¿Qué hacemos cuando una de las partes termina la relación?


Lo primero, primero, la vida, te la dio Dios. No tú Ex “Morirse por amor” es muy caro. Cuesta mucho… Es más inteligente; vivir por amor, que morir por él. Así que olvídate de esa idea.

Está en tus manos decidir si haces de esa separación el comienzo de nuevas etapas y experiencias positivas de vida o la conviertes en un final negativo de lo que pudo ser una vida alegre.

Debes entender que enfrentar la pérdida conlleva un proceso de duelo, aunque evidentemente no haya fallecido alguien.

De acuerdo a Elizabeth Kübler-Ross, experta en la muerte, atravesamos por cinco etapas durante el proceso de recuperación tras una pérdida:

Primero, Negación. Segundo, Ira. Tercero, Depresión/ tristeza y cuarto, Aceptación.

En la negación nos resistimos a la idea de que hemos perdido a un ser querido, en este caso nuestra pareja.

En la etapa de ira nos sentimos enojados con los que gozan de una relación y de un compartir con su pareja.

En la negociación tratamos de lograr acuerdos con Dios, o algún ser supremo, para que nos permita estar con la persona amada nuevamente.

En la depresión/ tristeza sentimos una profunda sensación de pérdida. Aquí es donde le formamos la bronca a Dios. Lo culpamos de todo, le formamos huelga, y es en la que venimos a ver al Dr. Lemuel o a alguien de su equipo.

Finalmente, llegamos a la aceptación cuando hacemos las paces con nosotros mismos, hacemos las paces con Dios y le decimos a Dios:

“Sabes que Dios, te perdono… No te preocupes, yo te perdono. Eso sí a la próxima pareja no me la quites… Porque me muero de Nuevo…”.

Es la etapa de la aceptación.

Es la etapa en que aceptamos que hemos perdido a la persona y que debemos continuar viviendo sin ella. No te sientas incómoda-o si estás atravesando por algunas de estas etapas. Es un proceso normal y las etapas son unos mecanismos de defensa que todos utilizamos en algún momento.

ENFRENTA LA CRISIS

Entonces, ¿qué debes hacer para superar este proceso sin mantenerte sufriendo por mucho tiempo?

Es importante recordar que comienzas una nueva etapa en tu vida donde se necesitan solo tres ingredientes para lograr recuperar el bienestar y la felicidad: FE, SEGURIDAD EN TI MISMO y SER LIBRE (de la co dependencia emocional).

Algunas recomendaciones para que puedas superar la separación:

Eres tú quien decide si te ves como víctima o como sobreviviente; si ves la situación como una tragedia o como una oportunidad de crecimiento emocional que te llevará a la felicidad futura.

Es importante saber que no es solo la ausencia de la persona amada la que te lleva a sufrir, lo más que te consume, son tus pensamientos acerca de la situación. “Ahora mismo está con otra”. “Ya me olvido”. “El lo que hizo fue que me uso”. Cuidado con la película de los pensamientos.

Reconoce tus emociones y sentimientos y exprésalos cuantas veces entiendas necesario.

Tratar de negarlos o reprimirlos solamente contribuirá a alargar el proceso de tu recuperación.

Saca tiempo para estar sola, pensar y reflexionar sobre la decisión que se tomó y evalúa honestamente cuáles fueron las conductas que contribuyeron a este rompimiento.

Reconocer y aceptar cómo contribuimos a la separación te dará fortaleza y evitará que cometas los mismos errores con una nueva pareja.

No corras a los brazos de otra persona inmediatamente. Piensa que no es cierto el refrán de que “un clavo saca otro clavo”.

Debes darte tiempo para conocerte a ti misma, tus gustos e intereses antes de unirte a otro que posiblemente es diferente a ti.

Practica deportes o haz ejercicios que te ayuden a liberar endorfinas y a su vez te ayuden a mantenerte alegre.

Busca un pasatiempo para llenar el espacio libre donde antes acostumbrabas a compartir con tu pareja. Dedica más tiempo a tus familiares y amigos.

Evita ver fotos o frecuentar lugares donde sabes que puedes encontrar a tu ex pareja.

Si tienen amigos en común, pídele a estos que no te hablen de tu ex pareja hasta que no te sientas fortalecida.

Elimínalo de tus contactos o amigos dentro del mundo cibernético, como por ejemplo de las redes sociales. Lo menos que te conviene en esta etapa es ver “SU FACE en TU BOOK”. Evítalo… Please.

De igual forma, elimina su número de teléfono para que no sientas tentación de llamarlo cuando miras tu celular. Igual la foto de él o ella en el Iphone. Regala, vende o dona, todo lo que te regalo o todo aquello que te traiga recuerdos.

Mantente con FE. Muchas veces, perdiendo se gana. Repite constantemente: “superaré esto, saldré adelante”.

Ten paciencia y reconoce que éste es un proceso que toma tiempo, pero no es imposible.

No hay que sentir que el mundo se acaba y sí debes aceptar que por una persona que no te quiere, hay muchas que sienten amor por ti.

Enfócate en el amor a DIOS y ti mismo-a que es lo más importante. Si luego de poner en práctica lo anterior todavía sientes que no logras superar tu separación, busca ayuda profesional.

HISTORIA DE RUTH.

Ven a ADFE y contacta a uno de nuestros expertos. Nuestro Departamento, matrimonios, familias, novios y asuntos pre-matrimoniales. Además tenemos grupos de apoyo para hombres y mujeres.

Somos una iglesia con la cabeza en el cielo y los pies en la tierra. Tenemos grupos de apoyo para “las víctimas del amor”. “Personas con co-dependencias y adicciones”. Para personas que han sido víctimas de violencia domestica. Y un Dpto.

Que dirijo personalmente, de apoyo y restauración de pastores ministros y lideres, que han caído en pecados o en relaciones inapropiadas fuera de matrimonio.

Basado en un artículo original de Julimar Sáez Colón, Teresa T. Carrero Girald y Gladys Altieri, Ph.D.

NOTA:

VENGA A LA VIGILIA PARA MATRIMONIOS Y NOVIOS DE AUDITORIO DE LA FE, ESTE VIERNES 25 MARZO A LAS 11: 00 P.M.

DoctorEdwinLemuel