DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Coaching en vida Cristiana

POR QUE BUSCO HOMBRES PROBLEMATICOS

Soy una madre soletera de 27 años y quiero saber por qué cuando fracaso en una relación siempre termino en la misma situación:


Busco a hombres que no se inspiran a progresar o con problemas. Intento ayudarlos a cambiar, olvidándome de mí… Soy optimista, trabajadora. Termino enamorada, pero frustrada porque tuvieron cualidades positivas, pero ellos mismo nunca las ven.

Para colmo, ellos siempre me ven como la culpable del fracaso de la relación. Admito que tengo carácter fuerte, pero también les tengo paciencia.

¿Por qué busco sin darme cuenta ese patrón?

Lo que describes es un síndrome que sufren millones DE MUJERES. Es un patrón de co-dependencia, sienta las pautas de tus relaciones con los hombres: los aceptas, los toleras y crees en ellos. Por eso los asumes como proyecto, dejándote a un lado y queriendo convertirlos en algo en lo que ellos no quieren convertirse.

Probablemente les atraiga tu energía (optimista, trabajadora, fuerte), pero cuando tu optimismo, trabajo y fuerza de carácter chocan con su apatía y falta de inspiración, te culpan como modo de excusarse por no aceptar el reto que les lanzas.

Nuestras relaciones con las figuras paternas/maternas generalmente están en la base de nuestras relaciones con el prójimo, en particular con las parejas. A partir de nuestra niñez y a lo largo de la vida, adoptamos patrones que observamos/actuamos en nuestros contextos interpersonales.

Muestras buena capacidad para identificar esos patrones. Con esfuerzo tuyo y alguna ayuda, puedes superarlos. Muchas personas encuentran en la psicoterapia un espacio protegido para reconocer y trabajar de forma eficiente con los dichosos patrones.

Una vez tengas un cuadro más claro de cómo has aprendido tus pautas, estarás en mejor posición para ponerle un detente al loop que te hace daño, y conseguirte una persona que sana, inspirado y sin mala manas.

María Marín dice: "Mi experiencia en el campo de la superación personal femenina me ha permitido darme cuenta que uno de los errores más grandes que cometemos las mujeres en las relaciones amorosas es que sacrificamos nuestros intereses, sueños y hasta amistades por la pareja. 



Este tipo de sacrificio no es calculado, renunciamos a cosas que nos definen como personas y que queremos hacer porque pensamos que así nos querrán más y seremos más deseables.

Pero lo cierto es que cuando te sacrificas para que otro te quiera más, terminas queriéndote menos a ti misma y pierdes tu esencia como mujer. 
 


No estoy diciendo que sacrificarse por otros está mal, es una acción muy noble y admirable y hay situaciones que lo piden. Pero renunciar a las cosas que te apasionan en la vida es un precio muy alto a pagar".

Recomendaciones: Medita en todas las ocasiones que te has sacrificado por amor y pregúntate qué obtuviste a cambio.

Si te incomoda pensar en esto o te provoca resentimiento, es porque seguramente la persona por la cual sacrificaste tanto no te correspondió como esperabas.

Esta reflexión puede ser dura pero te motivará a darte valor de una vez y por todas. 



Si eres una de esas mujeres que has puesto todo antes que a ti misma, es hora de rescatarte. Nunca es tarde para hacer el compromiso de seguir tus deseos y aspiraciones. 



Entre más satisfecha estés contigo misma, menos dispuesta estarás a dejar que otra persona manipule tu vida. Haz lo que realmente te gusta, ¡esa la única manera de ser feliz

 

DoctorEdwinLemuel