DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Coach en vida cristiana

ES DÍA DE RESPUESTAS A LAS CARTAS DE NUESTROS OYENTES

-Una mujer que confiesa que pasaras las fiestas de fin de año con "su amante casado".

-Otra dama que confiesa estar embarazada de su amante.

- Una madre a la que le acaban de informar que su hijo nacerá con síndrome de Down... Es casi interminable la lista de historias extremas, entre la alegría y la profunda tristeza, que se reciben en las consultas de nuestro entrenador en Vida Cristiana, Dr. Edwin Lemuel Ortiz.

Pero hoy contestara algunas de ellas.


Una de mis hermanas, se hizo novia de un hombre que estaba casado y que supuestamente ya se divorcio. Ellos ya llevan tiempo hablando por teléfono, porque él vive en Chicago y ella se fue lejos de mi casa, porque ella sabía que yo no estaba de acuerdo que ella tuviera relaciones con un hombre casado.

Hoy hable con ella para preguntarle cuales son los planes que ella tiene para las Navidades y me dijo que su novio viene de Chicago la semana entrante para vivir con ella.

Yo, por supuesto, me enoje mucho y le pregunte si ella piensa que esa es la voluntad de Dios, ya que ella es cristiana y sabe muy bien lo que Dios dice acerca de eso. Ella me dio muchas excusas, pero no supo contestar mi pregunta.

Ella me pregunto si estaba bien que ella viniera con él a mi casa a pasar las Navidades y yo le conteste que simplemente yo no estoy de acuerdo con eso. Yo le dije que la quiero mucho, pero que no estoy de acuerdo que ella venga a dormir a mi casa con alguien que no es su esposo.

Pastor, que me aconseja usted. Estoy siendo muy dura con ella y la estoy juzgando?. Yo se que solo Dios puede juzgar, pero que debo hacer?

Espero su respuesta a esta inquietud que tanto me molesta.

---Respuesta---

Lo primero, usted no esta juzgando. Su hermana y su amigo, ellos mismos lo hacen. Usted está haciendo lo correcto, le sugiero que se mantenga firme en su decisión. No se haga participe, ni atraiga el espíritu de adulterio a su casa. A su hermana le aconsejaría, que no caiga en la ilusión de pensar que esto es algo sin importancia. El tiempo, la expondrá a ella a que le ocurra lo mismo. Por lo general, este tipo de conducta es repetitiva, dolorosa y desgastante, especialmente para la mujer que se expone a esto. Si esa es su mejor aspiración en la vida, con un hombre, pues bien que asuma las consecuencias. Pero le aseguro que ese no es el mejor plan de Dios para ella. Esto en muchos de estos hombres es una cultura, un estilo de vida. Los argumentos y las mentiras son los mismas y poco creativas:

1. Te juro que sólo pienso en ti.

2. Nadie hace el amor como tú.

3. Es ella la que me busca. Yo no le doy pie a nada.

4. Del hombre a su amante: "Con mi esposa estoy sólo por mis hijos, pero ya no tenemos relaciones".

5. Del hombre a su amante: "Te doy todo lo quieras. Lo mío es tuyo".

Son historias de vida, y escribirlas es una forma de decirle a mucha gente ‘tú no eres la única que tiene un problema, las cosas que te pasan no son las peores’

Creo que de sexo y de dinero nunca se habla con las amigas, porque siempre te van a mentir. Y si le preguntas a tu pareja, tampoco sirve, porque él sabe tan poco, o menos que tú.

-¿Hay un patrón que se repita entre sus pacientes?

La mujer, por definición, es distinta una de otra. Eso, a diferencia de los hombres, que tienen un comportamiento muy general, incluso, muy primitivo. Lo que sí he visto, es que hay muchas dudas, inquietudes, machismo, mucho de soportar actitudes masculinas que son abusivas, mucho instinto maternal protector, que hace que por el bien de la familia, entre comillas. Entonces, la mujer va adoptando una postura que la va perjudicando más en su entorno emocional, y eso redunda en que un gran número de mujeres no es tan feliz como lo podría ser.

-Que sobre El machismo, la disfunción sexual..?

Las mujeres no consultan por la disfunción sexual. Siempre van por la consulta pastoral o por “problemas con el esposo” o “problemas del esposo”. Ellos vienen, porque “ya no las entienden a ellas”. Porque “ya no es lo mismo”. “Ella no me atiende”.

En el caso de las damas, ya cuando está establecida la relación, dicen ‘doctor, quiero hacer una pregunta’, pero como si fuera algo al lado. “Tengo una amiga que…tiene problemas de frigidez, de disfunción sexual”.

Hay tres fallas clásicas:

1- La falta de iniciativa de la mujer, y eso tiene que ver con una mala técnica sexual.

2- La segunda, es la falta de orgasmo.

3- La tercera (es una condición más extrema). Los ginecólogos le llaman, “vaginismo”, donde la mujer se defiende de la relación sexual, apretando los músculos que rodean la vagina y así no hay penetración”. Mi esposa, ha atendido varios casos de estos con mucho éxito. Trabajando con la sanidad interior, aspectos Psicológicos, traumas del pasados y mitos religiosos.

El vaginismo es una respuesta extrema a la mala relación o una mala experiencia previa. La mujer es más de sensibilidad, más de tiempo, más de conversación, de cariño, de tener que estar involucrada en la relación, y para poder excitarse y perder el pudor, requiere más tiempo.

El hombre es más de vista, de olfato, y la mujer cede a eso para que él no se moleste, y se crea un círculo vicioso donde, obviamente, ella pierde interés en la relación sexual, porque no obtiene “nada favorable de la relación”. En este ejemplo.

Si el hombre se tomara más tiempo, si no insistiera tanto en la cantidad, en “las acrobacias”, sino en la calidad, muchísimos de esos problemas llamados de “disfunciones femeninas”, desaparecerían. En realidad eso que llama “frigidez” en la mujer, no existe, lo que existe es la mala estimulación, mala comunicación y demasiada prisa de “los machos” a la hora de las relaciones sexuales. Y también falta de negociación entre las parejas. En la vida, segunda la Biblia “hay tiempo para todo”. Pues, en las relaciones sexuales sanas entre matrimonios también. Se puede negociar sobre que, como, donde y cuando.

-¿Cuál es el papel de los hombres en la vida sicológica de las mujeres?

Muy pobre. En general, aún no hemos desarrollado la sensibilidad necesaria, porque venimos saliendo recién de una sociedad muy machista, controladora, manipuladora y poca afectiva. Una cultura religiosamente prejuiciada a favor del hombre y prejuiciada contra la mujer y sus circunstancias. Estamos haciendo un gran esfuerzo, pero se requiere más. En general muchos tiene la mejor intención, y eso es algo. Pero necesitamos acercarnos más a ellas, por lo que son ellas y menos por lo que somos nosotros culturalmente.

-¿En cuanto a confesiones de infidelidad que nos dice?

La mujer tiene la infidelidad como última medida, no es infiel por naturaleza. Cuando opta por buscar otra pareja, es porque siente que están agotados todos los caminos de solución en su relación actual. Y eso también tiene que ver con las diferencias de género. No es el sexo sólo por el sexo, aunque algunas lo hacen por placer. Pero por lo general las mujeres casadas que deciden ser infieles a su marido, simplemente lo hacen, “porque no tienen otra alternativa”. Según dicen.

- Un caso extremo de alguna mujer infiel?

Una que se embarazo de su amante, el bebe nació. Al pasar el tiempo, la criatura tuvo problemas de salud y necesito donantes de sangre y compatibilidad genética. Se recurrió a pruebas “al padre” y en medio de eso se descubrió que el bebe, era de otro hombre.

Estos son los casos, entre los más dramático y actúa contra lo que es el diseño de la mujer. Ella jamás se imagino lo que ocurriría. Creo que nunca planifico quedar embarazada. Lo tenía todo, un buen marido, una familia bien constituida, pero decidió ser infiel… Y al pasar de los años, la tragedia le llego por partida doble. Enfermedad del niño y el desastre matrimonial y familiar.

- Sobre la parte bonita de un consejero de familia. ¿Qué nos puede decir..?

Son quizás miles los matrimonios reconciliados y familias re orientadas con mucho éxito. Y uno se siente feliz y afortunado por eso. Hace poco, tuvimos una boda masiva. Case 22 parejas simultáneamente entre ellos, la mayoría matrimonios reconciliados. Otras personas que vivían juntas sin casarse. Y eso es muy gratificante. El crecimiento es interno, la satisfacción es enorme e incomparable.

DoctorEdwinLemuel