DoctorEdwinLemuel

Pregúntele al Ps. Edwin Lemuel

Enter the code here:
Can't read the image? Click here to refresh



conferencista Cristiano

Coaching en vida Cristiana

SE FELIZ, TODOS PODEMOS

“Cuantos de ustedes son felices…?” “Cuantos se consideran relamnte felices…?”.“Porque dudo en contestar..?” Por lo regular, a la mayoria de la gente, cuando alguien le pregunta si es feliz… Casi todos se quedan meditando y muchas veces no saben qué responder.

Hoy en PQEB… “Es tiempo de decidirte a ser feliz”.


Pocos se atreven a decir que son felices…

También hay algunos quienes afirman haber logrado momentos de felicidad, pero en realidad sólo duran poco tiempo.

Sobre esta compleja disyuntiva han profundizado algunos expertos, quienes se han propuesto guiar e instruir a los demás en una búsqueda eficaz por alcanzar la plenitud total.

Quiero que recibas la clave para llegar a obtener la tan anhelada estabilidad emocional o lo que comunmente llamamos felicidad.

El hombre y la mujer de hoy, como nunca antes en a historia es un ser solo, rodeado de gente pero solo. Y la soledad duele… La soledad pega duro…

El hombre y la mujer de hoy, es un ser triste y la tristeza, enferma, dana y mata…Asi que la felicidad no es un lujo hoy. Es una necesidad…

Hay una un gran libro de texto que quiero recomendarles para superar el terrible fantasma de la neurosis y así llevar una vida más feliz.

La Biblia… La Palabra de DIOS.

Este libro tiene los ingredientes básicos que, combinados en su justa medida, logran un cóctel que todos desearíamos tener: paz interior y la capacidad de disfrutar de la vida.

El consejo principal de ese libro es “Ama a Dios sobre todas las cosas y a tu projimo como a ti mismo”.

Y en no cumplir esto… Es lo que ha causado la infelicidad de nuestra generacion.

Hoy mas que nunca es necesario que la gente se relaciones mas con la Palabra de DIOS. Ya que nuestra generacion cada vez está más en riesgo de sufrir el desequilibrio emocional. Esto debido al ritmo en el que vivimos, al estrés y a preocupaciones relacionadas con la cuestión económica.

Sobre todo en Occidente, una de cada cuatro personas tiene problemas emocionales. Cuando empecé a estudiar psicología, hace treinta años, el porcentaje era uno de cada diez.

En gran medida, estos problemas de depresión o ansiedad son producto de una filosofía equivocada de vida.

No se educa a las personas para ser felices… Ahora es más necesario que nunca buscar la felicidad, porque estamos viviendo un verdadero síndrome de enfermedades mentales, suicidios, crimenes y delitos, cometidos por pobres infelices de todas las estratas sociales.

Tenemos desequilibrados mentaes, sentados en los congresos y parlamntos de nuestros paises. Tenemos desequilibrados mentales haciendo leyes, adminitrando la justicia en los tribunales.

Gente con problemas mentales, dirigiendo ministerios, haciendo teologia y dogmas que a su vez estan enfermando la mente al pueblo de DIOS.

Gente que esta enganando a los hijos de Dios con falsas doctrinas, que buscan manipular y aprovecharse de la gente sencilla.

La verdadera felicidad no depende tanto de lo que tienes o el status que tienes, ni tampoco es sinónimo de comodidad ni confort.En realidad, es una actitud mental de dependencia de DIOS.

La actitud de disfrutar de lo que tienes en cada momento, sea mucho o poco; la actitud de apreciar tu entorno en paz; la capacidad de amar y amarte a ti mismo.

Pero sobretodo la capacidad de amar a Dios sobre todas las cosas y a tu projimo como a ti mismo. Esa es la escuela de la felicidad de la Biblia.

Cuando eres feliz, en lo natural, tienes muchos momentos de plenitud, de goce intenso y cuando éstos se van, te quedas en paz, tranquilo, estable… hasta el próximo momento de goce intenso. Sin embargo, en DIOS es posible, lograr el equilibrio y una estabilidad emocional y espiritual permanente.

El Espiritu Santo nos da la clave: “…no te olvides de mi ley, y tu Corazon guarde mis mandamientos, porque muchos dias de vida y paz te aumentaran. Nunca se aparte de ti la misericordia y la verdad…y hallaras gracia y Buena opinion ante los ojos de Dios y de los hombres”. Proverbios 3:1-4.

Nadie está en un estado de euforia todo el tiempo; eso no sería natural. Pero cuando tu estado anímico oscila, por lo general, entre lo bueno y lo muy bueno, sientes que no necesitas más. Eso se logra acercandonos a la Palabra de Dios, ella nos equilibra, sus promesas nos estima a vivir por fe. Esa fe que nos hace ver la felicidad, no como un estado, sino como un caminar de todos los dias. “Hasta alcanzar la estatura del varon perfecto”.

La Biblia y sus consejos de felicidad son para todos. Recoemindo todo el libro de Proverbios y el libro de Eclesiastes. Para los que tienen problemas emocionales como depresión y ansiedad, pero también para los que ya son felices porque sus vidas pueden mejorar aún más su salud emocional, espiritual y aun fisica o prevenir aun las caídas.

El dinero no lo es todo en la vida

Aunque sea difícil de creer, el bienestar económico no es sinónimo de bienestar emocional y plenitud. La Biblia te lo advierte: “no pongas tu confianza en las riquezas de este mundo”.

Es curioso porque segun las estadisticas, en los países ricos es donde existen más problemas psicológicos y más suicidios. La felicidad discurre más por los circuitos de la mente de cada persona que por factores externos. Sé que esto resulta chocante, pero es lo que nos dicen los datos. Se trata de un asunto de prioridades y lo que sabemos es que la salud física y mental es prioritaria sobre los asuntos económicos y sociales.

Dicho de otra forma: para ser feliz es mucho más importante cuidar la mente que el bolsillo. Es prioridad cuidar tu ser interno, lo espiritual.

Nadie puede hacer feliz a otro

Es necesario pensar en ser quien Dios dijo que fueramos, ser uno mismo salir de las adversidades, con la guia de la Palabra y la dependencia de Dios, mas que de los demás.

Dejeme ser directo porque se trata de un punto clave. La felicidad es una actitud mental que no depende mucho de las circunstancias externas, por lo tanto, nadie puede darme eso. Ni siquiera un psicólogo, ni el sacerdote, ni el pastor.

Ellos pueden ayudar a que cambies de mentalidad, pero en realidad es algo que debes hacer tú de adentro hacia afuera, dirigidos por la Palabra de Dios.

Esto tiene que ver en parte con el tema del amor, cuando se piensa que necesitamos a la persona a nuestro lado para ser felices (idea que rechazo por completo), perdemos el norte, la orientacion. Nuestro objetivo debe ser siempre vivir bien sin necesidad de depender de nadie, sino de DIOS.

El amor es la mejor fuente de gratificación personal: da un tipo de goce profundo y duradero, pero el amor fraternal, no el amor sentimental. Éste, cuando es dependiente, no es tan bueno.

Dicho esto, habría que añadir que el amor como lo aprendemos de las telenovelas y el cine, no es la felicidad. Se puede ser feliz estando solo en una isla desierta, sin amar a una persona. Pero para esa felicidad, alla se necesitara amar a Dios.

El amor sentimental, el amor erotico, emocional es una fuerza fantástica que nos va a dar mucha alegría y bienestar, pero no es permanente. Solo el amor de Dios lo es.

Por lo tanto, el amor emocional es muy importante, pero no lo es todo. Si tienes a Dios, todos los demas amores de la vida, te produciran felicidad. Pero no al contrario. Quien no tenga a Dios, no podra encontrar una felicidad total confiable.

Una persona bien equipada psicológica y espiritualmente puede ser feliz perfectamente, aunque este solo sin alguien que le espere en casa. Simplemente, lo que necesita es hacer un uso interesante y divertido de su tiempo a solas para relacionarse mejor con Dios.

Si se siguen las pautas que indica la Biblia al pie de la letra y sobre todo con perseverancia, sin duda, podremos adquirir paz interior y capacidad de disfrute.

DoctorEdwinLemuel